sábado, 20 de octubre de 2012

Las mujeres casadas no hablan de amor, Melanie Gideon.

Alice está casada, tiene dos hijos rayando la adolescencia y un trabajo a media jornada como profesora de teatro. Aparentemente, podría decirse que tiene todos los ingredientes para ser feliz, pero la realidad es que la relación con su marido es cada vez más distante, su trabajo ya no la llena y cada día se siente menos necesaria en la vida de sus hijos. Por ello, cuando recibe en su mail un correo que le propone formar parte de un estudio sobre el matrimonio decide participar sin decírselo a nadie. A través de las preguntas que el investigador anónimo irá proponiéndole de manera periódica, Alice se reencontrará con muchos sentimientos que creía olvidados "Algo está a punto de acabarse. Me apoyo la mano sobre el corazón, como para impedir que su contenido se derrame". No obstante, las cosas se complicarán bastante cuando la relación entre ella -casada 22- y el encuestador -investigador 101- vaya más allá de lo estrictamente necesario.

Ésta es una novela amena, en ocasiones divertida, que ahonda en las relaciones de pareja y en cómo a veces nos alejamos de las personas que queremos sin darnos cuenta, "emocionalmente William siempre llega a la mesa cuando están recogiendo los platos". Además de la pareja protagonista aparecen reflejadas más parejas en diferentes etapas de su relación y aunque a veces la lectura puede dejar un ligerísimo sabor amargo -¿es que es imposible mantener el amor, la pasión?- siempre se narra la historia dejando cabida a la esperanza. 

Otro tema que aparece con frecuencia e inevitablemente ligado al anterior es cómo a veces las redes sociales nos acercan a personas que no nos importan y nos aíslan de lo que verdaderamente importa. Y es que si te enteras de lo que le pasa a tu pareja por el estado del facebook es que algo va irremediablemnete mal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario